El 7 de septiembre se conmemora la independencia de Brasil.

viernes, 7 de septiembre de 2012

El 7 de septiembre de 1822 se conmemora en Brasil el Grito de Ipiranga. Fue en ese momento que la independencia del mayor país latinoamericano empezó a tomar forma definitiva.
Menos de un año antes, ante la inestabilidad política en la colonia y la inquietud popular por las condiciones sociales, el rey de Portugal João II había mandado a su hijo, el príncipe regente Pedro, a regresar a Lisboa. El regente no prestó atención.
Así, el 7 de septiembre a orillas del río Ipiranga (actual ciudad de São Paulo), el príncipe Pedro pronunció la frase “Independencia o muerte” y proclamó la independencia de Brasil.
El 2 de octubre, el príncipe fue proclamado emperador de Brasil y el primero de diciembre de 1822 fue coronado como Pedro I.
El proceso independentista brasileño fue bastante diferente de aquel vivido en territorios de la corona española en América, pues no tuvo batallas ni enfrentamientos de gran escala como sí ocurrió en Chile, Venezuela o Ecuador.
Dos años después de la proclamación de independencia y de la fundación del imperio, los Estados Unidos reconocieron al territorio como independiente.
En 1825, tras luchas con las tropas portuguesas se firmó un tratado por el cual João VI de Portugal reconoció la independencia a cambio de compensaciones económicas y la concesión del título honorífico de Emperador de por vida.
Finalmente, el 29 de agosto de ese mismo año, el reino de Portugal reconoció la separación e independencia del imperio brasileño, mediante el pago de una indemnización de un millón de libras esterlinas.

El imperio brasileño se mantendría hasta 1889, cuando se proclamó la república tras la abolición de la monarquía.